domingo, 27 de diciembre de 2009

Ya basta de tonterías y verdades a medias

¡Ya Basta!

Hoy me enteré que el simple israelí o el israelí a secas o el colono israelí, que fue asesinado por las Brigadas de Al Aqsa (una rama de la moderada Al Fatah) en Samaria (cisjordania) el pasado jueves día 24, se trata del Rabino Avshalom Jai, padre de siete hijos. Y estoy casi seguro que ambos datos fueron suprimidos, quizás ignorado por la falta de documentación periodística de los medios de comunicación españoles con respecto al conflicto o bien porque no vende lo mismo un judío muerto que un palestino asesinado. Sin embargo, indagando apenas un poco seguro que descubriríamos no ya el nombre de pila de los seis terroristas eliminados por el Tzahal (ejército israelí) en represalia, sino la ropa que llevaban, marca de calcetines, el nombre de sus mascotas y demás información inservible. Todo por dar mayor cobertura y un dramático victimismo a un grupo que rara vez la prensa denomina como t-e-r-r-o-r-i-s-t-a. Sin embargo, cuando actúa en nuestro país la banda terrorista Eta, bien se encargan de que el término T-E-R-R-O-R-I-S-T-A sea bien visible. Todo sea por vender más periódicos.
Resulta que el simple israelí o el israelí a secas o el colono israelí osea el Rabino, era presuntamente un hombre peligroso. Un “terrorista” judío, como a más de uno de gusta recalcar en sus artículos de escaso intelecto. De todos es sabida la peligrosidad social de un Rabino. Ya en España antes de la bien merecida expulsión judía, utilizaban la sangre de los niños para hacer el pan de Pesaj. La pascua judía. No olvidemos que tenían en su poder todo el oro de la corona. Malditos Rabinos, que desde entonces España no ha vuelto a ver su esplendor económico.
Un Rabino israelí y encima colono es la encarnación del mal.
Pero hablemos de lo que más se habla (critica) sobre Oriente Medio estos días:

Hoy se cumple 1 año de la necesaria intervención que el ejército israelí realizó sobre la Franja de Gaza. Dicha incursión redujo al 90% el lanzamiento casi diario de misiles (si no hubieran lanzado misiles no hubiera habido respuesta israelí) procedentes de territorio palestino hacia el Sur de Israel, amargando la vida durante 8 años de más de un millón de civiles israelíes. Esto tampoco se edita en ningún rotativo español.

Hoy se cumple 1 año de aquella respuesta, necesaria como merecida, aunque trágicamente acabo supuestamente con la vida de más de mil personas. Y digo bien, supuestamente, ya que la culpa no fue del ejército israelí puesto que estos no disparaban contra población civil palestina sino contra los túneles, depósitos de armas, y plataformas de lanzamiento de misiles que por ordenes expresas del grupo terrorista Hamás se encontraban en hospitales, colegios, guarderías y universidades. Es decir, allá donde hubiera escudos humanos.

Los Políticamente Correctos dirán que es una falacia. Una farsa. Pues que se lo pregunten a Fathi Hammad, diputado de Hamás (si sigue vivo) en su declaración del 28 de febrero de 2008 ; “(...) han formado escudos humanos de las mujeres, los niños, los ancianos y los muyaidines (terroristas) (...)”.

Hoy se cumple 1 año en el que las Fuerzas de Seguridad del Estado de Israel dijeron al mundo; ¡Ya Basta!

David Adael
27 de diciembre de 2009

2 comentarios:

Ismael U. V. dijo...

Yo me siento orgulloso de ser judio, y creo que es un paso muy importante en la historia para nosotros que Israel haya tomado estas decisiones, sabemos bien que es lo correcto.

Rob dijo...

David,

Muy bien dicho, hombre!