martes, 26 de enero de 2010

In-documentados Tv

In-Documentados Tv


Los judíos algún día se acabarán, algún día serán borrados”. Esta es la frase de una niñita inofensiva de la Franja de Gaza, en el reportaje “Borrados del Mapa” que Documentos TV emitió el pasado sábado 23 de enero. Y yo me pregunto; ¿borrados del mapa se refiere al deseo de dicho canal de televisión sobre la desaparición de los judíos en Oriente Medio o sobre los civiles palestinos muertos en la última incursión en Gaza? El claro anti-israelismo que hace gala Televisión Española da que pensar más en la primera como la opción más posible.

Con este ya son al menos tres los documentales donde el país hebreo sale muy mal parado por La 2 de la televisión pública española. Un canal que pagamos todos. Sionistas y anti-Sionistas.

El documental nos da a entender que en una tarde cualquiera de aburrimiento, el Gobierno israelí decide atacar a la Franja de Gaza bien por deporte, porque son los que más a mano tienen o porque no dan un buen programa de televisión. O quizás se hayan cansado de sacrificar niños cristianos para hacer el pan de Shabat y ven como mejor opción matar a niños palestinos. En esta “magnífica” visión parcial del conflicto en ningún momento se explica que por ocho años los israelíes fueron continuamente atacados desde la Franja de Gaza por los “mártires” civiles palestinos. Ni que la población israelí tiene tan solo 15 segundos para refugiarse en sótanos y bunkers. En ningún momento se explica las razones del temible “bloqueo” de Gaza. Las víctimas se convierten en verdugos y los terroristas en civiles. En milicias. En resistencia. En definitiva; en manipulación informativa. En Documentos Tv.

El documental da comienzo el 18 de diciembre de 2008 con unos cooperantes internacionales pacifistas, de esos que defienden a los palestinos con tal de criticar a los israelíes, pero no protestan contra la ausencia de Derechos Humanos de los palestinos en países árabes como por ejemplo Líbano, Egipto, Kuwait y demás hermanos musulmanes.

Parten de la isla de Chipe con la intención de romper el bloqueo israelí de la Franja de Gaza. Dicho de este modo parece que suena a “misión imposible” y bastante temeraria. Algo casi sobre-humano tratar de atravesarlo. Cuando escuchamos la palabra “bloqueo” imaginamos algo parecido a lo que ideó Kennedy en Cuba que de ser violado por buques soviéticos hubiera llevado posiblemente a una Guerra Atómica contra los comunistas. Resulta que mientras sigue avanzando el barco que para colmo se llama “Dignity” (Dignidad) hacia el puerto de Gaza, la patrulla israelí les comunica finalmente un “les deseo un viaje seguro. Entran bajo su responsabilidad en la Franja de Gaza”.

¡¡Vaya chasco!! es lo que pensaría más de uno al sorprenderse de lo fácil que resultó continuar pese a que los medios de (anti)comunicación nos aseguran todo lo contrario. Hubiera vendido más que un helicóptero amenazase con misiles a los pacifistas, o algún ataque desproporcionado con bombas racimo sobre la pobre embarcación.

Después de esta proeza casi divina comienza un sin fin de despropósitos convertidos en algo parecido a un documental de (des)información.

Como buenas anfitrionas, las mujeres que componen el equipo se cubren el pelo, puesto que según las leyes fundamentalistas islámicas “cada cabello que está descubierto es como una daga clavada en el corazón de los mártieres”. Después estas pacifistas criticarán los credos de sus respectivos países y mostrarán antipatía contra su propia cultura histórica judeo-cristiana. Todo en nombre de la paz.

Estoy segura que el llevar velo sin ser árabe ni musulmana me acerca a los hombres y mujeres con los que hablo”. Dice Ewa Jasiewicz, miembro del Movimiento Solidaridad Internacional. Sin duda una forma diplomática, solidaria y pacifista de explicar que si no llevas el velo en un país o región de fundamentalismo islámico, olvídate de que mujeres y hombres te hablen por el rechazo de éstos a tu propia cultura/procedencia. Pese a ello en ocasiones se le ve a Ewa con un pañuelo tapando sus afiladas dagas (en el centro de la ciudad, por precaución) y sin pañuelo con los miembros árabes de su equipo. Sería una imagen bochornosa para estos pacifistas que en occidente veamos imágenes poco inocentes, poco amistosas como la de escupir, insultar o denunciar públicamente a una mujer por no llevar la cabeza cubierta.

Añadir que desde el 28 de diciembre de 2008 el gobierno terrorista de Hamás impuso la Ley islámica Sharía en toda la Franja de Gaza. Árabes y cristianos sometidos a una de las leyes más brutales (omitida en el documental) y crueles menos denunciadas de todo el planeta. Pero sin duda los israelíes son peores con su Democracia y su Libertad política y religiosa.

En una de las secuencias más lamentables del reportaje nos hacen creer que hay tropas israelíes en una zona concreta y francotiradores (presuntamente israelíes también) apostados en edificios donde es peligrosísimo pasar sin recibir un tiro.

El lugar, parecido a un polígono de las afueras de la ciudad, está desierto salvo por un chaval que pasa corriendo de una acera a la otra sólo cuando la cámara le filma. Una ambulancia de la Media Luna Roja trata de rescatar a un hombre identificado por un niño minutos antes como un “mártir” aun sin conocer su hazaña y/o proeza. El “mártir” está inconsciente o muerto bajo un semáforo, no se sabe. Los enfermeros le dejan tras intentar movilizarle pero le tiran al suelo y huyen ya que un supuesto francotirador dispara contra ellos. Parece que un impacto de bala hiere de gravedad en la pierna a uno de los enfermeros pero la cámara no filma en ningún momento la herida dejando así la duda al espectador tan solo mostrando los vagos gestos de dolor del palestino.

En el video se escuchan al menos una veintena de disparos. Cabe preguntarse; ¿Cuántos disparos efectúa un francotirador para alcanzar su objetivo? ¡Tan solo uno! Si el ejército israelí tiene hombres tan preparados, tan malos malísimos ¡y tan judíos!… ¿Es seguro que se trate de un francotirador israelí y no de uno palestino? ¿Facciones de Hamás contra Al Fatah? ¿Quizás otro montaje Palliwoodiano como aquel del muerto que salía corriendo en cisjordania?

Si a esto sumamos que en aquel momento el ejército israelí no aun no había entrado en la Franja de Gaza, ¿qué veracidad podemos dar al todo el documental?

Lo que está claro es que cualquier ataque, guerra o conflicto es algo trágico y dramático. Y la muerte de inocentes, hombres, mujeres o niños aun peor.

Los soldados israelíes y sus familias son los últimos interesados en adentrarse en un territorio tan conflictivo y peligroso como la Franja de Gaza. Pero son los primeros cuando no hay otra alternativa y cuando es su país el que está siendo sistemáticamente atacado, semanalmente, por terroristas palestinos lanzando misiles desde colegios, universidades, hospitales o cualquier zona con una alta concentración de civiles y una ONU sin hacer algo al respecto.

El propio gobierno palestino le es indiferente cuantos palestinos mueran siempre y cuando mueran delante de una cámara. Envían a sus propios hijos a morir matando. ¿No hay condenas por Crímenes Contra la Humanidad por estos actos de barbarie? El Democidio palestino es una realidad que muy pocos medios de comunicación cubren y reconocen. Democidio es cuando un gobierno mata a su propia población por temas políticos, religiosos, culturales o de credo. El asesinato de opositores, la persecución y tortura de palestinos contra palestinos (Hamás contra Al Fatah y viceversa) es una realidad diaria que ocurre en las calles de Gaza. Pero no vende. Si trescientos palestinos mueren en una semana por palestinos es algo que a nadie importa. Así como que Egipto gasee los túneles de contrabando entre la frontera de Gaza y Egipto con palestinos en su interior. Nadie mueve un dedo por criticar al propio mundo árabe cuando comete crímenes contra el pueblo palestino. ¿Por qué si contra Israel?

Reportajes como los de Documentos TV destrozan a la única Democracia de Oriente Medio.

Reportajes como los de Televisión Española son un obstáculo para la paz y son inútiles para el público español que se lleva una imagen sesgada de la realidad del Conflicto en Oriente Medio.

Israel es una Nación Libre, Plural, Democrática, Tolerante, Multiétnica. E imperfecta, con errores, equivocaciones. Pero con Leyes para actuar con Justicia frente a estas últimas. Israel es un oasis en medio de un Desierto Cultural. Una región con un único pensamiento inculcado a todos los niños y niñas palestinos fomentando así un odio que dista mucho de tener final; “Los judíos algún día se acabarán, algún día serán borrados”.

Como dijo Golda Meir; «Podría entender que los árabes quieran borrarnos del mapa. Pero, ¿es que realmente pretenden que cooperemos con ellos en eso?»



David Adael
26 de enero de 2010

2 comentarios:

Teresa dijo...

Hola David,
Soy Teresa del facebook. Puse tu articulo en mi blog sino te sabe mal y obviamente tu link. Mi blog está alg abandonado pero ya nolo dejaré de lado :)
Saludos y gracias por la publicacion!

O. dijo...

Por las víctimas del holocausto: opalazon.blogspot.com